jueves, 28 de abril de 2011

...Se me olvidó olvidarte...



El problema no está en tropezar, 
sino en que te guste la piedra...