martes, 19 de febrero de 2013

...Hoy es ahora...



No es suficiente reírse de la muerte cuando venga a buscarte.
Ríete hoy de ella, si no lo estás haciendo ya.
Hacerlo a diario tiene más mérito que sólo al final,
cuando sea hora de irse, camino de un mundo aparte.

Reírle a la muerte es sonreír a la vida,
a los sueños, al amor, a la amistad, a lo importante.
Demuestra valor frente a lo que tienes delante,
como si esta existencia nunca hubiese estado perdida.

3 comentarios:

Raikkonen dijo...

pues sí, porque si dejas de reír un minuto, empezarás a llorar

Garvía dijo...

Llorar es una forma más de reír.

Garvía dijo...

Gracias por pasar ;)